Afortunadamente la lectura sigue siendo el lugar al que retirarse de un mundo insano...
Los Cuentos de Pratt
(Historias que no son cuento...)

A-551


Dedicado especialmente a Rodolfo Blanco, quien fue el primero en advertir el enigmático contenido del corto "Inexplicables sucesos bajo el paralelo 50" en Youtube; a Leticia C. del Archivo General de la Nación que me facilitó el acceso a los expedientes desclasificados y a Darthiaius, quien, en definitiva, desentrañó parte del misterio original...


                      
                      
             



Casa Rosada, Buenos Aires 21 de agosto de 1951

 

   La mujer levantó la vista al oír el taconear militar que se acercaba por el pasillo, un hombre de la Fuerza Aérea golpeó solo una vez el esmerilado de la puerta, mirándola a los ojos.

              Pase, Mayor, le dijo la mujer

              Traigo un mensaje del Brigadier Zinny que debo entregar en persona al General Perón, le dijo secamente.

              Aguarde un momento, veré si el General Lo recibe.

Golpeó la puerta del despacho y entró sin esperar. El Mayor Ricardo Skinner oyó la inconfundible voz del general que decía:

              Hacelo pasar Marta. Estaba esperando al pibe...

Cuando el mayor ingresa ve al general Perón en su escritorio y a Eva sentada a su derecha.

              Como te va Skinner?, era chileno nomás...?, preguntó interesado.

              No mi general, tiene insignias nuestras...

              Como..? a algún comandante se le perdió un avión Y NO SE ENTERÓ...?, dejá que me entere YO quien fue y se va a acordar de mí... decime: saben que aparato es?

              No mi general, eso es lo raro, el avión no esta muy estropeado pero NOS ES DESCONOCIDO, ninguno de los pilotos ni mecánicos que lo vieron sabe que clase de aparato puede ser...

              Ves lo que te digo Eva...? puede ser chileno, disfrazado como nuestro, todavía no perdí el asado que le jugué a Zinny...

Eva Duarte lo miró con picardía y opinó:

              Si es chileno vamos a tener que hacer algo, seguro lo mandaron para “bichar” la línea del nuevo ferrocarril industrial de Turbio...

              Opino como vos, pero hasta no estar seguros no vamos a mover ninguna pieza.

Dicho esto miró al mayor Skinner y le ordenó:

              Decile a Zinny que le mande el aparato al alemán ese... como se llama?, le preguntó a Eva...

              Reinar Horten, le apuntó la primera dama.

              Ése, Horten, el que esta haciendo el IA37, ese sabe mas que ninguno acá, despachen el aparato hoy mismo para el Instituto aerotécnico, y ni bien sepan de donde carajos salió, me avisan...

              Como ordene, mi general, respondió el mayor, saludando militarmente y retirándose del despacho

              y Eva?, ya pensaste que vas a hacer mañana en el acto?

              Mañana vemos... respondió Eva Duarte de Perón.

…............................................................................................................................................................................

 

Instituto Aerotécnico – BAM Córdoba- 1° de Julio de 1951

 

Reinar Horten, ingeniero aeronáutico refugiado de guerra y ex miembro de la luftwaffe alemana, especializado en jets de combate y jefe del departamento experimental de la Base aérea no podía dar crédito a lo que veía... jamás había visto una aviónica semejante ni aparatos tan SOFISTICADOS en un biturbo hélice, no podía comprender de dónde había venido ni siquiera podía determinar su fabricación. El brigadier Guillermo Zinny que estaba parado junto a él le pregunto:

              Puede ser chileno, ingeniero?

              Lo dudo, esta tecnología solo podría ser americana... quizá rusa, pero no creo tampoco; no se, es algo que nunca he visto, pero es fascinante...

Mientras decía esto un grupo de técnicos revisaba los restos del aparato, entre ellos hallaron un bolso que contenía aparentemente las pertenencias del piloto, las desparramaron sobre una mesa de trabajo y comenzaron a inventariarlas, de repente a uno de los técnicos le cambió el rostro.

              Ingeniero, creo que debería ver esto...

El técnico tenía en la mano el ejemplar de un diario.

              Que tiene de raro, alférez, preguntó el brigadier

              la fecha señor, dice 12 de mayo de 1982...

Todos los presentes se miraron entre si con desconcierto...

              Acá hay algo mas señor, hay una lata de paté y un paquete de galletitas con vencimientos en ese mismo año, 1982.. las marcas de los productos son conocidas, pero los envases no.

              Aquí tengo algunas piezas del fuselaje marcadas abril 1979 y agosto 1980, dijo otro técnico.

              Señor, esta es un arma que llevaba el piloto, dice marca FM Browning HP industria argentina, comprobé que no hay fábricas de armamento con ese nombre y las municiones de ésta como de las ametralladoras de la nave están fechadas 1978...

              Acá está la placa de identificación de la aeronave, dice que fue construida aquí mismo en el año 1979 y su denominación es IA 58 Pucará...

El Brigadier Zinny y Reinar Horten se miraron perplejos... un segundo después la voz de Brigadier tronó en el hangar:

              A partir de este momento se cierra la base y se declara Secreto militar , ningún técnico de los presentes tiene permiso de hablar de estos hallazgos bajo pena de ley marcial, nada entra o sale del instituto sin mi autorización, está claro? Rugió al comandante de la base.

Minutos después desde una estación de radio cifrada comunicaba la novedad al general Perón.

El ingeniero Horten mientras tanto desarmaba con gran de asombro parte del tablero de la aeronave.

…............................................................................................................................................................................

 

TRES MESES ANTES

 

Rio Gallegos, 28 de abril de 1951

Lucio Salvadores, encargado del material rodante del Ferrocarril Industrial Eva Perón, ramal Gallego-Turbio hace detener el tren que recogía los materiales sobrantes del tendido ferroviario en un desolado campo, a 160 km de Río Gallegos, en un paraje denominado Bella Vista.

              Qué pasa Lucio, por que nos detenemos? Preguntó el encargado de vías.

              Acabo de ver los restos de un avión como a cien metros a la derecha, respondió con los binoculares en la mano.

Salvadores y el resto de los operarios se acercaron al aparato, que brillaba cerca de una turbera. El mismo estaba bastante deteriorado y se notaba que no hacía mucho que estaba ahí, tenía las escarapelas de guerra y las insignias de la Fuerza Aérea Argentina. En la cabina faltaba el asiento y no había ningún cuerpo cerca.

              Busquen al piloto, si estaba herido, no habrá llegado muy lejos, ordenó Salvadores, quien miraba con su binóculo a todas partes.

              Que hacemos jefe? Le preguntó el encargado de vías.

              Saquen fotos a todo, pero no toquen nada, va a ser mejor que le avisemos al ejercito, por las dudas, que se encarguen ellos, dijo secamente.


                  


Tres horas después el sol bajaba por el horizonte y no hallaron ningún rastro del piloto.

Embarcaron nuevamente en el tren y regresaron a Gallegos.

Tres días después Lucio Salvadores junto al encargado de vías y un baqueano de la zona acceden por tierra al lugar del siniestro junto con un capitán del batallón 24 del Ejército Argentino, quien fotografía los restos, una parte del fuselaje con la matrícula y se lleva una pequeña chapa de identificación del avión.


                                      

El 28 de mayo una comisión expresamente preparada de 30 soldados y dos oficiales de la fuerza aérea parten al lugar junto con el capitán y el baqueano para recoger los restos del aparato. Arriban al lugar sin novedad y cuando están terminando de embalar los despojos se desata una feroz tormenta que los deja varados en un área denominada como Las buitreras, a unos 90 km de Gallegos, muy preocupado, el oficial encargado de la expedición se comunica con la base del regimiento 24:

              Aquí el capitán Zarza reportando novedades, estamos varados en la cañada de Las buitreras por una tormenta de nieve, repito: área de Las buitreras, no tenemos equipo de frio y vivac para esta temperatura, solicitamos apoyo urgente, repito: apoyo urgente...

En éste punto las comunicaciones fueron devoradas por la estática y el ruido blanco, no pudiendo volverse a establecer contacto con el pelotón de rescate a partir de ese momento.

De inmediato, Salvadores, que conocía muy bien la región, despacha un tren con soldados, equipo y personal médico a la zona, el que enfrenta una terrible tormenta de lluvia primero y nieve después que provoca el descarrilamiento a unos 20 km del lugar de búsqueda, impidiendo todo tipo de ayuda por el resto del día.

En la mañana siguiente otro grupo de soldados sale con camiones en ayuda de los rescatistas pero al llegar a la zona de las buitreras no encuentran NADA, de inmediato y como el tiempo mejoró considerablemente se organiza una búsqueda masiva que no da resultados., a los 20 días la misma se suspende definitivamente, debido a las increíblemente malas condiciones del tiempo y la falta de pistas concretas. Salvadores anota en su bitácora de trabajo que se siente en parte responsable de aquellas 33 almas tragadas por la Patagonia, por haber hallado aquella osamenta del avión desconocido.


                                                  
           

En la zona poco a poco se olvida el incidente donde 4 camiones militares y 33 personas desaparecieron sin dejar rastros.

Sin embargo, aquella chapa de identificación de la aeronave que llegara a manos del flamante Comandante de la fuerza aérea, el Brigadier Guillermo Zinny despierta un sinnúmero de conjeturas... las que llegan al General Perón, que cree, no sin cierta lógica, que los chilenos habrían destacado una aeronave a fin de vigilar el tendido del flamante ramal ferroviario.

Es entonces cuando se decide enviar un pequeño grupo de expertos en inteligencia y dos baqueanos nacidos en la zona a buscar la expedición perdida, principalmente para recobrar los restos de la aeronave.

Casi veinte días después, la expedición se halla frente a lo inexplicable.

              Teniente, creo que encontramos los camiones, mire aquella hondonada, le dijo Franco Collins, un mestizo tehuelche-galés que oficiaba de jefe de baqueanos.

El teniente miró hacia donde señalaba el hombre y vio semienterrados entre la nieve la trompa de dos camiones.

Arribados al sitio, el misterio parecía acrecentarse, no había nadie allí, estaban los camiones con los restos del avión pero ninguno de los soldados, ni rastros de lo que hubiera podido pasar con ellos. Allí mismo el teniente Corvalán se comunica con el brigadier imponiéndole de la situación , quien le ordena establecer un vivac y seguir la búsqueda de los soldados en las inmediaciones a la espera de órdenes.

Esa misma noche el Gral. Perón destaca al submarino ARA Santa Fe con personal especializado en inteligencia para evaluar la situación allí con el máximo secreto.

En una semana se había desguazado la nave, embalada en cajones y embarcada en el submarino, quien la deja en la base de Punta Alta en el mayor de los secretos. Tres días después todo el personal afectado a la operación retoma sus puestos y esa fue la última vez que se intenta una búsqueda del personal desaparecido de la primera misión.

Los resultados de las pesquisas sobre el origen de la aeronave son remitidos inmediatamente al General Perón en Casa Rosada.

 

…............................................................................................................................................................................

 

Base Aérea Militar San Julián provincia de Santa Cruz, 13 de mayo de 1982

 

El teniente  Fabio Roland estaba repasando su equipo de vuelo, en su bolso metió aparte de la ración militar de emergencia y su equipo personal de supervivencia, otra cantimplora extra,  dos paquetes de Cerealitas y dos latas de paté Swift, ya que nunca sabía donde podía llegar a caer, se corría la voz por toda la base que comandos ingleses habrían desembarcado del submarino nuclear Cónqueror (el mismo que había hundido al Belgrano) en algún punto entre su base y la desembocadura del río Santa Cruz, su misión a bordo de su Pucará (un IA58 artillado) era detectarlos e informar de inmediato al comando Gallegos, y si podía, enfrentarlos... algo que deseaba con vehemencia al no haber podido ser destacado en el Escuadrón Aeromóvil Malvinas por faltarle solo unas miserables horas de prácticas de combate aire – aire.


                                              

Por las dudas metió también en el bolso una caja extra de balas 9 mm para su FM HP rosarina y también agregó su cuchillo de acero Tandil, que su padre le regalara un día antes de ser movilizado a la zona de guerra, creía firmemente que de un momento a otro sería trasladado a Darwin, donde estaban sus compañeros, ya que las cuatro naves requisadas a última hora de la BAM Catamarca Norte estaban demasiado modificadas y no había pilotos que las volaran, él si, porque las había traído en vuelo desde allí y contaba con que ése sería su pasaporte a las islas.

Embarcó en su biturbo hélice sin saber a que lugares insospechados llegaría en su vuelo.

              Torre San Julián solicito permiso para decolar por pista uno, requirió por radio.

              Permiso de despegue , ponga rumbo sur siguiendo el litoral y espere órdenes a 300 pies, informó el controlador.

              Copiado, respondió escueto mientras le daba potencia a los dos Pratt y Whitney gemelos de su nave y despegaba en un cielo azul y poco viento. 


                                            

La primera media hora de vuelo se desarrollaba sin novedad, escudriñaba la costa esforzando la vista pero solo veía lobos marinos, alguna gaviota y de vez en vez algún grupo de pingüinos.

En un momento creyó ver un reflejo, un destello sobre el mar a su izquierda, giró la cabeza y vio una bola de luz que llevaba un rumbo paralelo a su avión como a unos doscientos metros de él...

              Torre San Julián, tengo un contacto luminoso a las tres, a 300 pies y copiando mi deriva, lo registran? Consultó a la BAM.

              Negativo, teniente, solo tenemos el eco de su nave, describa el contacto por favor, requirió el operador de la BAM.

              Es un objeto luminoso de unos cuatro a seis metros de diámetro, no logro identificar estructura por el brillo, se desplaza siguiendo mi patrón de vuelo a mi izquierda, estoy a 30 km del río Santa Cruz, informó.

              Copiado teniente, no lo tenemos en el eco, cree que es hostil?

              No ha hecho movimiento ninguno, solo está paralelo a mi nave.

              Tenga cuidado teniente, estoy consultando a Gallegos a ver si no es algún dispositivo de ellos.

              Copiado.

En ese momento aquella luz da un giro sobre el aparato, casi rozando la cola del Pucará de Roland y se dirige al interior del continente ascendiendo a unos 3000 pies.

              El contacto cambió de dirección y altura, torre, solicito permiso para seguimiento y eventual intercepción si se trata de un aparato hostil, consultó al comandante de vuelo.

              Permiso concedido, tenga cuidado, manténgase a distancia de combate pero no actúe a menos que la situación lo requiera, aún no tenemos eco del intruso ni identificación, esperamos confirmación de Gallegos.

              Copiado. Roland armó los sistemas de misiles de su nave y preparó las ametralladoras del frente, encendió el radar de intercepción y esperó, mientras ascendía a la altura de vuelo de aquel objeto, éste otra vez modificó la altura, descendiendo a 300 pies; se inició así un viaje a través del cielo de la Patagonia con un destino incierto...

Roland intentó comunicarse con la BAM pero las comunicaciones se llenaban de ruidos parásitos y ruido blanco, por su parte desde la BAM, las comunicaciones sufrían idéntico percance. Lo último que quedó registrado del teniente Roland y de su IA58 Pucará matricula militar A-551, fue lo siguiente:

              A-551 a BAM, no logro copiar comunicación en ninguna banda, si reciben ésta , informo que el objeto está a la vista de otros tres de mayor diámetro, 90 km rumbo ONO del río Santa Cruz, procedo a trazar curso de evasión y volver a BAM por corredor EEN con reserva de combustible no comprometida, ETA estimada en 98 minutos.

Nada más se supo del biturbo hélice ni del teniente Roland, al siguiente día varias aeronaves de la armada salieron en su búsqueda, como así dos helicópteros Huey con personal de rescate, todos siguieron varios patrones de vuelo pero no hubo novedades de la nave.

Desgraciadamente la guerra se intensificó y todas las aeronaves de combate fueron puestas a disposición del Comando de Regiones Aéreas Gallegos, por lo que la búsqueda fue suspendida a los cuatro días, sin embargo, aeronaves del escuadrón Fénix (aviones privados que formaron una milicia aérea civil) lo siguieron buscando por espacio de varias semanas.

Finalmente el teniente Fabio Roland y su Pucará fueron reportados como bajas de combate y pronto se olvidó en asunto.


                                                  

 

…............................................................................................................................................................................

 

Casa Rosada, Buenos Aires, Mayo de 1956

 

              Ya te dije que quiero TODO lo que estaba haciendo cabeza de tortuga en Córdoba, le gritó el general Aramburu a Julio Krause, su ministro de aeronáutica.

              Pero Pedro, le replicó el militar, ya te dije que no era un diseño de Horten, esos aparatos los fabricó copiando una nave que encontraron en Santa Cruz.

              Me importa un pito de donde los copió, apreten a Horten y sáquenle los planos, quiero saber para que carajos sirven y sobre todo PARA QUE LOS IBA A UTILIZAR, el descamisado es aún mas jodido ahora que cuando lo bajamos, y por lo que oí del secretario de cabeza de tortuga, esos aparatos, son algo único, quiero saber si los paraguayos no nos caerán con 20 o 30 de esos por la cabeza y se arme otro lío, SOY CLARO???, le gritó a escasos centímetros de la oreja del ministro.

              Entendí perfectamente, señor Presidente, le respondió secamente y con cara de pocos amigos.

El Ministro de aeronáutica Krause DE NINGUNA MANERA iba a poner a disposición de la Libertadora esos aparatos, NADIE debía dominar esa tecnología, Horten había sido muy claro, quien los tuviera, tendría el CONTROL DEL CIELO.

Dos semanas después los cuatro aviones eran llevados desarmados y con el máximo secreto a una Base aérea militar de Catamarca, el Ing. Reinar Horten, El flamante Brigadier mayor Guillermo Zinny y el ministro de aeronáutica Julio Krause habían sellado un pacto de silencio sobre estos avanzados aviones que duraría casi una década.

En una sencilla y pequeña base aérea de la provincia de Catamarca descansaban cuatro aeronaves en cuyo interior poseían una aviónica que NO HABÍA SIDO DISEÑADA EN ÉSTE MUNDO...


                                                             

…............................................................................................................................................................................

 

Casa Rosada, Buenos Aires, Julio de 1968

 

El general Juan Carlos Onganía fumaba un habano en su despacho de la Rosada, mientras meditaba en la evolución de los acontecimientos políticos... la guerrilla se estaba transformando en una realidad que pronto inundaría todo el continente y se necesitaban estrategias y armas especiales para enfrentarla, había hablado con sus asesores de las tres fuerzas y todos prometieron colaborar... pero pensaba no sin cierta razón que la lucha no se daría solo en las ciudades sino también y con mas violencia en los montes, Guevara había demostrado lo peligroso que podía llegar a ser aquello, así que necesitaba naves contrainsurgencia, por lo que llamó a sus ingenieros aeronáuticos especificando exactamente lo que quería.

Uno de ellos, Máximo Pratt, había sido asistente de Reinar Horten por años, y tenía frescos en su memoria el diseño básico de aquella misteriosa aeronave hallada por gente de Perón en el 51 y de la que nadie sabía su destino, sin embargo, su memoria no era tan buena por lo que al diseño básico, agregó la aviónica mas conocida y así nació el AX-2 Delfín, quién sería el padre del mas moderno avión de combate contrainsurgencia y de apoyo aéreo, el Pucará.

Pero Onganía no sería quien lo viese volar, sino otro presidente de facto, Videla, quien los incluiría definitivamente al parque aeronáutico de la fuerza aérea en 1976...

 

…............................................................................................................................................................................

 

Comando de Regiones Aéreas Patagonia Sur, Río Gallegos, Abril de 1982.

 

              Te estoy diciendo que quiero a mi disposición TODOS los aviones de guerra del país, que parte no entendés, le gritaba en medio de la desordenada reunión interfuerzas el comandante de combate aéreo a su segundo, que transpiraba juntando papeles y calculando cuantas naves tendrían operativas en la próxima semana...

              Hago lo que puedo jefe, pero algunos comandantes están chúcaros, no se quieren quedar sin aparatos, sobre todo los de la frontera, temen un ataque combinado con los chilenos... trató de justificarse sin éxito...

              Me importa una mierda lo que quieran, rugió, me traes todos los aparatos disponibles para el jueves, ESTÁ CLARO????.

              Como ordene señor brigadier mayor, contestó saliendo del recinto, casi asfixiado por la presión que allí reinaba.

Comenzó entonces una recolección de aparatos por todas las BAM del país, incluso una pequeña y perdida base aérea que tenía guardados cuatro aparatos bajo el mayor de los secretos desde hacía muchos años...

              Desde cuando están estos aparatos acá?, le preguntó sin medias tintas al jefe de la base.

              No sabría decirle, Comodoro, ya estaban acá desde que asumí el comando hace cuatro años... se excusó.

              Bien, me los acondicionan para el martes, el jueves tienen que estar en Gallegos.

              Pero señor, estos aparatos son prototipos que están bajo jurisdicción de la SIDE, no podemos volarlos sin el permiso de ellos...

              Qué esta diciendo vice comodoro? Que en situación de guerra hay que pedir permiso a estos para volar aparatos de nuestra fuerza?, no me joda...

              Pero... solo alcanzó a balbucear casi, ni siquiera tenemos pilotos que sepan volarlos...

              A buéh... se superan...! gritó azotando sus manos contra las caderas, me está tomando de boludo Ibáñez?... ya me trae cuatro pilotos de la academia y me los lleva a Gallegos... ES UNA ORDEN, cortó el diálogo con un portazo que se oyó de una punta a otra de la BAM Catamarca Norte.

Tres días después, cuatro pilotos arribados en un vuelo de línea se hicieron cargo de los aparatos, ninguno sabía para que servían los comandos de cabina ni la aviónica extraña de los aparatos, pero los mandos de vuelo eran normales, así que los volaron sin problemas desde allí a Gallegos, con dos escalas intermedias...

Los cuatro aparatos pasaron a formar parte del Escuadrón Aeromóvil Pucará Malvinas a los seis días de su llegada a las islas. 


                                               

…............................................................................................................................................................................

 

BAM Cóndor, Goose Green,  Malvinas, últimos días de Mayo de 1982

 

El comandante de la BAM Puerto Argentino de visita táctica allí, miraba incrédulo, los cuatro aviones que tenían en Ganso Verde...

 

              Julio, de donde sacaron estos aviones? Preguntó al jefe de escuadrón.

              Ni idea jefe, vinieron de Catamarca, dicen que son prototipos...

              Para que sirven los tableros y esos aparatos en la cabina..?

              Tampoco sé jefe... lo único que le puedo decir es que los sistemas de armas andan muy bien, tienen récord perfecto de vuelo... son prácticamente IMBATIBLES...

              Si, eso oí, si hay mas, LOS QUIERO, no se como carajo tiene esas facilidades de vuelo, pero son increíbles, ahora tengo un problema, la matricula de uno me figura duplicada con otro Pucará que hay en el continente, en la BAM San Julián...

              Cuál?.

              El A551

              No le dé bola, jefe, a alguno del comando Gallegos se le debe haber cruzado un cable, o por ahí le erró a la nomenclatura... si quiere averiguo.

              No, dejá, ya bastantes quilombos tienen ahí...

…............................................................................................................................................................................

 

Base Aérea de la RAF Cosford Bay, norte de Inglaterra, 1992

 

Los ingenieros aeronáuticos ingleses encargados de evaluar el material de guerra capturado en las islas, no salían de su asombro al desarmar aquellos aparatos capturados en las cercanías del estrecho de San Carlos...no podían entender como los “argies”, esos sudamericanos que le habían dado la paliza aérea mas grande de la historia a su armada, habían desarrollado semejante tecnología para unos aparatos tan básicos como los Pucará, pero sin duda, aquella tecnología era bienvenida, brindaría soluciones REVOLUCIONARIAS a cuestiones técnicas que hasta el momento NO TENÍAN SOLUCIÓN... no sospechaban que el corazón de aquella tecnología había sido puesta en un solitario avión que se estrellara en 1982 en la árida Patagonia, en un esfuerzo de seres DE OTRO MUNDO para que un joven piloto pudiera volver a su base...

Toda una generación de sistemas de vuelo, de dirección satelital y vuelo sin piloto habría de nacer a partir de ella, la mayoría de los mas sofisticados sistemas de armas y aviones de combate del las siguientes décadas nacerían de aquel pequeño biturbo hélice, inclusive los modernos drones y los sistemas de misiles, y aun algunos satélites debían sus sistemas de guía a aquel legendario avión Pucará que fuera hallado en 1951 y del que nadie conocía su verdadero origen...
O TAL VEZ ALGUÍEN SI LO CONOCÍA...

…............................................................................................................................................................................

 

Río Gallegos,  Argentina, 13 de mayo de 1922 

 

En el improvisado laboratorio fotográfico instalado en la pequeña ciudad de río Gallegos, Marcel Bousquet terminaba de pasar a positivo las fotografías que le había encargado su compatriota, Monsieur Exupery, de los pilotos de los tres aviones que tenía el servicio aeropostal de la Patagonia, los jóvenes lucían gallardos en el rectángulo de papel blanco y negro... por pura curiosidad y casi impertinentemente, Marcel se anima a preguntarle al Monsieur:

              Disculpe mon ami, le dijo en voz suave, éste de aquí es Roland, el loco?. Dijo señalando a un joven de bigotes breves y sonrisa franca...

              Oui, amigo mío, el muchacho es un piloto increíble, pero le falta una chaveta...

              Es verdad que dice que viene del futuro...?

              Si si... cuenta que estaba en un guerra con Inglaterra, nada menos, je je je...

              OH, mon Dieu!!!

              Dice que su aeroplano de guerra fue derribado sin intención por seres de otro planeta...

              habrá leído mucho a Wells este muchacho... acotó el fotógrafo.

              Sin duda, completa el relato diciendo que si bien ELLOS le repararon y reacondicionaron el aparato, al pretender decolar lo averió definitivamente y por piedad estos seres lo dejaron aquí EN NUESTRA ÉPOCA, ya que venían para acá...

              Sin duda chalado del todo....

Ambos contemplaron aun un momento la fotografía del joven, y luego siguieron en sus cosas...



           

 Reverso de la fotografía de 1922...


       





                                                


…............................................................................................................................................................................

 

En la Actualidad.

 

El conocido periodista Jorge Lanata se halla en la fábrica militar de aviones Córdoba relatando las dificultades por las que atraviesa la industria aeronáutica en 2014...

                
    

   
                    

No imagina que allí, JUSTO DETRAS DE ÉL, se hallan los restos de un avión que dio origen a la aviación digital del nuevo milenio, restos que fueron modificados por inteligencias que no nacieron en la Tierra y que se hallaban de paso, cuando pararon a auxiliar a un curioso piloto de guerra... No imagina que esa aeronave, el A-551 es una verdadera LEYENDA... pero justo es reconocer fuera de él, tampoco nadie sabe sobre la historia de este avión.

AL MENOS HASTA HOY.


                          




Los textos que acabas de leer están protegidos por copyrigth, si deseas utilizarlos o incluírlos en otros textos, menciona al autor o ponte en contacto con él